La Huella SonoraNoticiasNoticia ampliada

29 Septiembre 2017

Santiago Auserón, el orfebre del sonido a golpe de música y versos

Santiago Auserón

Santiago Auserón fue el letrista y músico encargado de poner el broche de oro a la inauguración de la 14 edición de Cosmopoética. El aragonés ex líder de Radio Futura, también departió con Rafael Espejo sobre la creación de las letras de sus canciones, de la convivencia entre música y poesía o del espejo que existe entre España y Latinoamérica. Hablaron también de frontera, de México e incluso del papel de Bob Dylan en la experimentación entre literatura y la música popular.

“De joven me las pasaba escuchando la música de los afroamericanos y de los grupos británicos que les copiaban. Sin entender todavía el inglés, cantábamos las canciones sin parar, lo que llevaba a una situación de mestizaje desde el origen”, explica el artista. “En Radio Futura ya intentamos adaptar el verso español a los ritmos internacionales, contando historias de aquí, diría incluso que rurales. Más adelante, con Juan Perro, me meto a investigar y descubro el son cubano, que era lo equivalente a lo que hacían los ‘blues men’ en Estados Unidos pero en nuestra lengua. Decidí sumergirme mucho en este mestizaje y descubrí que no era algo de nuestra generación, sino que la Península Ibérica está involucrada en una mezcla de culturas musicales desde hace siglos”, prosigue.

Lector compulsivo y apasionado por la lengua y el verso, Auserón vio en esas dos vías la mejor herramienta para dar forma al sonido. “El lenguaje para significar, representar cosas y la música que no representa nada pero crea eventos con una estabilidad, como esculturas invisibles en el espacio. Para mí la literatura tiene una importancia determinante, algo que sigo estudiando para conseguir que la música y el lenguaje alcancen el mismo nivel, siempre con la ayuda de músicos mejores que yo”, insiste.

Auserón recuerda que desde Bob Dylan se empezó a experimentar nuevas formas de dar estructura literaria a la música popular, y de ahí se alimentaron muchos autores como el recientemente fallecido David Bowie. “La música ha dejado textos impecables, y los poetas contemporáneos, desde hace medio siglo han estado muy involucrados en el mundo de la música y han escrito música. Son dos mundos que sin confundirlos, se han enriquecido mucho el uno al otro”, añade. “Hay que distinguir que el poeta trabaja sin enchufes, solo. Su grupo son los ancestros. El músico tiene un grupo que le ayuda, unos instrumentos que le amplifican”, apunta.

De esta forma se inaugura la edición número 14 de Cosmopoética, en la que se quieren romper fronteras entre disciplinas, edades, gustos y espacios. Un evento en la que sus organizadores buscan que la poesía llegue a toda la ciudad: salas, centros educativos, facultades, mercados, barriadas, bares y en múltiples formatos: servilletas, recitales, muros, exposiciones, redes sociales, de forma oral, en bicicleta, andando, cantada en rap, pop, flamenco, jam, etc. A la vez, la poesía conversará con la cultura mexicana en disciplinas como, la poesía, la narrativa o las artes plásticas. Durante 10 días, más de 70 actividades y 200 autores volverán a inundar Córdoba de poesía.

Publicado en Cordopolis