La Huella SonoraNoticiasNoticia ampliada

11 Noviembre 2017

Un simpático y espectacular Juan Perro llenó el Bardem.

Juan Perro

Con casi dos horas de concierto y 19 temas interpretados, Juan Perro (Santiago Auserón), acompañado por Joan Vinyals (guitarra) y Gabriel Amargant (clarinete y saxo tenor), se metía al público de Rivas en el bolsillo en el concierto que presentaba su último disco “El Viaje”, en la tarde de ayer en el Auditorio Pilar Bardem.

Con el auditorio lleno, Juan Perro presentaba anoche en Pilar Bardem de Rivas su último disco “El Viaje”, en el que quiere transmitir la herencia afro-norteamericana del blues, el R&B, el rock, el soul, integrada con la tradición afrolatina, cubana y con las músicas de Iberia. Y no lo hizo solo, contó con la compañía magistral de Joan Vinyals a la guitarra y Gabriel Amargant, el “Pájaro del Maresme” (como Santiago lo llamó), al clarinete y saxo tenor.

El viaje, séptimo álbum de Juan Perro, recoge canciones compuestas entre 1997 y 2015, canciones que en algunos casos se quedaron a medio hacer en su época y que años después reclamaron atención, otras simplemente se quedaron fuera de las sesiones de grabación, y la mayor parte de ellas se crearon entre 2010 y 2015 para un nuevo proyecto.

El zaragozano, no tardó en meterse al público del Bardem en el bolsillo y en conseguir una gran empatía con el respetable, que rondaba los 50 años de medía de edad; algo normal teniendo en cuenta que gran parte de los seguidores de Santiago Auserón lo conocieron en su adolescencia como compositor, cantante y líder la conocida banda Radio Futura en las décadas de los 80 y 90, hace ya casi 40 años.

El cantante pedía al público que intervinieran en el momento que quisieran, y se vivieron varios momentos simpáticos, como al comienzo del concierto, cuando en su presentación llamó “Ripeños” a los de Rivas, que inmediatamente fue rectificado como “Ripenses”. Otro momento simpático se vivió cuando al comienzo de una de las primeras canciones se escuchaba el llanto de un niño. Juan Perro interrumpió el tema y pidió a los padres del niño que lo subieran el escenario para que se calmara, cosa que no ocurrió, pero el cantante les dijo que no les importara, que llorara cuanto que quisiera.

En las casi dos horas y media de concierto se interpretaron 19 temas, casi íntegramente su nuevo disco “El Viaje”, y temas de discos anteriores como “La fonda de Dolores” del disco “Raíces al viento (1995)”, “Obstinado en mi error” del disco “La huella sonora (1997)” o el tema “No más lágrimas” del disco “Cantares de Vela (2002)”. El concierto terminaba con un bis en el que el cantante regalaba al entregado público su “Semilla negra”, del álbum “La ley del desierto/La ley del mar” que fue el segundo álbum de estudio publicado por Radio Futura en el año 1984.

Crítica de Kiko Ayala para Rivas Actual.