La Huella SonoraNoticiasNoticia ampliada

31 Octubre 2017

"Soy un rockero explorador"

Juan Perro

El que fuera cantante de Radio Futura en los 80 y los 90, Santiago Auserón (Zaragoza, 1954), se sube al escenario del auditorio Pilar Bardem (viernes 10 de noviembre, 20.00, entradas aquí) convertido en su álter ego más trovador, Juan Perro. Presenta su séptimo y último disco, 'El viaje', en el que resuenan sonidos del blues, el rock, el soul, el jazz, la música cubana y las de Iberia. Sus letras, hechas poesía como seña de identidad, son el otro pilar de la música de este doctor en Filosofía.

¿Dónde le ha llevado 'El viaje'?

Estoy muy metido en profundizar en las canciones para adaptarlas a mi banda. Este álbum está hecho y grabado sólo con guitarra y voz. Por eso es un reto meter vientos, batería, bajo.

¿Por qué se decidió sólo por la guitarra y la voz?

No lo había hecho nunca. Es cierto que compongo de esta forma, pero nunca había publicado un disco así: después pasaba las composiciones a los guitarristas o arreglistas para que las terminaran. Se juntaron varias circunstancias, entre ellas, que el trabajo de producción se estaba alargando por el tema del dinero. Perdí las prisas, arreglé el estudio de mi casa y lo hice de forma artesanal. El disco se publicó en noviembre de 2016 y fueron ocho meses de trabajo hasta lograrlo.

¿Cómo está quedando la adaptación al formato banda?

La banda suena como un tiro. En principio, iba a venir sólo, pero luego decidí que me acompañaran Joan Vinyals (guitarra) y Gabriel Amargant (clarinete y saxo tenor). El concierto en Rivas significa otro pasito más, aunque no sea la banda al completo. La sonoridad es preciosa. Es un pequeño regalo que le hago a la gente de aquí.

En el disco se escuchan variados géneros musicales. ¿El futuro está en la fusión?

La cultura es internacional. Las influencias te llegan de todo el planeta, pero el mestizaje sólo porque sí, no me gusta. Las músicas que se combinen deben crear un mosaico interesante. El cuerpo central perruno es la unión del verso con el ritmo sincopado. En 'El viaje', la herencia musical afro-norteamericana (el blues, el R&B, el rock, el soul, los estándares jazzísticos) se integra de manera cada vez más natural con la tradición afrolatina, principalmente cubana, y con las músicas de Iberia. Mis versos en castellano evolucionan en un ámbito renovado de sonoridades, con ganas de futuro.

¿Se considera cantautor?

En un sentido literal, canto lo que compongo, pero los cantautores suelen ser introspectivos, intimistas y suelen hablar de lo cotidiano. Yo, no. Yo soy un poeta de lo fronterizo y de lo viajero. No hablo tanto de mí como de las sensaciones que me produce el viaje. Soy rockero hasta cuanto estoy solo. ¡Soy un rockero explorador!

¿Son más importantes las letras o la música?

Debo reconocer que yo soy de letras y que siempre estoy escribiendo. No he dejado de estudiar filosofía y mi trabajo es un triángulo formado por reflexión, letras y música.

¿Internet es un monstruo que arrolla a todo el mundo?

Es muy útil para determinadas cosas como comunicarte y compartir cosas con otras personas de todo el mundo, pero es un arma muy poderosa y que tendrá consecuencias para bien y para mal. Conozco a gente que está muy enganchada. A mí me gusta disfrutar de las cosas pequeñas, de tener los sentidos despiertos y abiertos a la ciudad, a las personas, a la naturaleza, no la cabeza metida siempre en una pantalla.

¿La esencia del músico está en el estudio o sobre los escenarios?

Las canciones crecen en contacto con el público. Cuando llevas tus canciones a los conciertos, las sensaciones están ahí. Se crea una unión y una comunión con el público increíble. Es como una energía visionaria.

Si se mirara a un espejo, ¿qué queda del cantante de Radio Futura?

Preservo cierta inocencia y cierta capacidad de entrar en trance en directo. Lo aprendí con ellos y no lo suelto. Es una hiperlucidez que te permite ver que participas en algo común, pero que no eres el único dueño.

¿Qué ha cambiado en usted desde la movida madrileña?

He mejorado de forma artesanal mis técnicas de guitarra, voz y escritura. Además, cada día estoy más convencido de que la música es un arte de relacionarse con la ciudad, es una política, una vía de conocimiento del universo y del cosmos.

¿Por qué Santiago Auserón se transforma en Juan Perro para cantar?

Por la conciencia de pertenecer a una tradición juglaresca medieval o de mesoneros cubanos o de cantantes de blues del delta del Mississippi. Juan Perro es una figura mítica, un personaje de cómic que me permite vagabundear.

¿Qué espera del concierto en Rivas?

Ya he venido varias veces y es un público muy musiquero. Tengo amigos músicos que viven aquí y seguro que todos lo vamos a pasar muy bien.

Como doctor en Filosofía, ¿cómo ve el mundo y la España actual?

Las sociedades humanas siempre han sido violentas. Los períodos de paz y de florecimiento cultural y social duran bastante poco, la verdad, porque siempre hay fuerzas malignas que quieren extraer más beneficios de las crisis económicas, naturales¿ Estamos en un mundo en el que la globalización te arrasa y en el que no hay asuntos resueltos del pasado que crean continuos conflictos, como la herencia del colonialismo, o en España, las tensiones históricas que todavía no se han resuelto. Hacen falta nuevas generaciones y se necesita que intervengan más las mujeres. Saben gestionar mejor las cosas, sin tanta agresividad como los hombres.

Entrevista de Eugenio G. Delgado para Rivasciudad.es