La Huella SonoraNoticiasNoticia ampliada

1 Septiembre 2018

Un viaje con vuelta

Juan Perro

La puesta en escena de Juan Perro brilló sobre un escenario en el que la voz y guitarra de Auserón junto a su quinteto lo llenaron todo. Juan Perro llegó ayer a Palencia acompañado por su quinteto y no defraudó a un público que siempre ha demostrado su fidelidad al cantante zaragozano. Santiago Auserón, el que fuera líder de la banda Radio Futura y una de las figuras de mayor relevancia dentro de la música española, salió con retraso al escenario ubicado en el paseo del Salón, donde le esperaban cientos de personas -a las que poco a poco se sumaron más- dispuestas a darlo todo y responder así al músico.

Con una peculiar puesta en escena, Juan Perro demostró que la maestría no se gana con los años, sino que uno la lleva dentro y el tiempo lo que hace es mostrarla en todo su esplendor. Así, a las composiciones de siempre se sumaron las que Auserón ha ido creando con el estilo que proporciona la madurez y el tiempo.

El artista trajo a la capital El viaje, una colección de inspiradas canciones que solo con su voz y los acordes de su guitarra acústica dejaron claro que el que tuvo retuvo y que los grandes nunca mueren, aunque en ocasiones tengan que reinventarse. A la avalancha de profesionalidad se unió un elemento sin el que el concierto de ayer no hubiera sido el mismo: el talento del quinteto de músicos que le acompaña y ayuda a crear ambiente.

Los que fueron jóvenes en los 80 se sintieron ayer muy cerca del cantante y los que apenas habían oído hablar de este creador de versos, estrofas e historias profundas también se acercaron a él. Tanto que les acabó cautivando. El repertorio de Juan Perro, que ayer llenó y llegó a un auditorio a rebosar y que demostró tener muchas ganas de fiesta, lleva consigo una mezcla de herencia afronorteamericana (blues, rock, soul y jazz) que se integra de forma casi natural con la tradición afrolatina, en especial la cubana.

Crítica de Esther Marín para el diario Palentino