7 Noviembre 2012

El ritmo perdido - Fe de erratas

Gracias a los que habéis tenido la gentileza de adquirir y de empezar a leer El ritmo perdido. En esta sección de nuestra web nos gustaría abrir un espacio para la discusión y la mejora del libro. Pese a las correcciones meticulosas, se han colado unos cuantos lapsus que podéis anotar en vuestros ejemplares siguiendo la FE DE ERRATAS que adjuntamos. La investigación y la redacción del libro han resultado, además de apasionantes, muy laboriosas. Comprenderéis que resulta arriesgado meterse en tantos temas, algunos poco o nada abordados y difundidos hasta la fecha, sin dejar de atender a otras labores igual de absorbentes. La necesidad de aclarar verdades necesariamente complejas nos ha llevado a asumir el riesgo. Conviene dejar claro que se trata de un esfuerzo orientado a pasar el testigo a otros oyentes, músicos e investigadores, capaces de aunar la emoción poética y musical con la disciplina en el estudio, el rigor en la escritura, la libertad en el pensamiento. Esperamos vuestros comentarios, dudas o puntualizaciones. Si descubrís nuevas erratas o imprecisiones, no dudéis en decirlo.

– P. 22, línea 7, donde dice "juega" debe decir "juerga".

– P. 23, línea 9 desde abajo, donde dice "Queen" debe decir "Quinn".

P. 23, línea 8 desde abajo, donde dice "Herman's Hermits", debe decir "Manfred Mann".

– P. 33, línea 7 desde abajo, donde dice "Curras" debe decir "Currás".

– P. 42, línea 5, donde dice "inscribime" debe decir "inscribirme".

– P. 42, segundo párrafo, línea 1, donde dice "Vinçennes" debe decir "Vincennes".

– P. 44, línea 14 desde abajo, donde dice "Vinçennes" debe decir "Vincennes".

– P. 48, línea 10 desde abajo, donde dice "iban quedado" debe decir "iban quedando".

– P. 52, línea 13 desde abajo, donde dice "en torno las chabolas" debe decir "en torno a las chabolas".

– P. 53, línea 2, donde dice "creeencia" debe decir "creencia".

– P. 90, línea 1, donde dice "células invivibles" debe decir "células invisibles".

– P. 105, línea 3 desde abajo, donde dice "modificó en el canto" debe decir "modificó el canto".

– P. 125, línea 4, donde dice "se desvanecerse" debe decir "se desvanece".

– P. 173, línea 9 desde abajo, donde dice "especiamente" debe decir "especialmente".

– P. 208, línea 3, donde dice "Nôtre Dame" debe decir "Notre Dame".

– P. 212, línea 2, donde dice "la Cantigas" debe decir "las Cantigas".

– P. 245, línea 15, donde dice "y su criada", debe decir "y de su criada".

– P. 248, nota, línea 7, donde dice "››taratantara››", debe decir "‹‹taratantara››"

– P. 260, línea 14, donde dice "el hecho de Cervantes" debe decir "el hecho de que Cervantes".

– P. 269, línea 3, donde dice "funcionario real cargando" debe decir "funcionario cargando".

– P. 269, línea 20, donde dice "del famoso pícaro Escarramán" debe decir "del pícaro Escarramán".

– P. 274, líneas 1 y 2, donde dice "el prestigio social de las academias", debe decir "el prestigio de las academias".

– P. 276, línea 3, donde dice "trabazón de la la" debe decir "trabazón de la".

– P. 288, línea 7, donde dice "del mavado" debe decir "del malvado".

– P. 364, línea 15 desde abajo, donde dice "un suerte" debe decir "una suerte".

– P. 401, notas, línea 3, donde dice "seciones" debe decir "secciones".

– P. 409, notas, línea 7, donde dice "La libertades" debe decir "Las libertades".

– P. 413, párrafo 2, línea 5, donde dice "apuede" debe decir "puede".

– P. 424, párrafo 2, línea 7 y línea 8, donde dice "la cuerdas" debe decir "las cuerdas" (dos veces).

– P. 432, línea 4, donde dice "2/4" debe decir "6/8".

Comentarios de los lectores

Por David Terron Olivares tel.contacto: 616980694
Estoy sumergiendome en el libro de Santiago Auseron "El ritmo perdido", no sin dejar de atender mis obligaciones y actividades diarias que tengo programadas....esto hace que no pueda mantener lecturas tan  prolongadas como mereciera...voy aprovechando cualquier resquicio que el quehacer diario me ofrece....y esto sumado al rico vocabulario utilizado por el autor, obliga a mi torpe comprensión, a releerlo continuamente, sin garantizar por ello mi total entendimiento. Este hecho, en cambio, me permite interpretar....de forma creativa y subjetiva el contenido del texto. Sugiriendome diferentes senderos por los que proseguir en mi búsqueda... Parece ser, que la metáfora, o libre interpretación, alimenta cierta parte acallada de mi consciencia, que encuentra en estas grietas una fantástica oportunidad de expresarse, haciendo dudar a mi razón de sus firmes convicciones, lanzando mensajes llenos de intención a su línea de flotación, y permitiendo a su vez, un esfuerzo hacia la humildad, y la contemplación. El pensamiento, la reflexión y el análisis, me permiten investigar acerca de situaciones y sensaciones, de ambiente cotidiano, buscando relaciones, teorías, motivos y formulas donde podamos entender el por qué?.supongo que permitiendo realizarse a mi yo más inquieto....al yo con necesidad de dar respuesta a todo.  Durante estos últimos días, estoy esforzandome en fortalecer el hilo conductor de mi yo más espiritual y mi yo más terrenal.  Sosteniendome en unas ideas obtenidas de esta lectura, voy continuamente tomando contacto con mi entorno, eliminando cualquier riesgo de que mis pensamientos puedan ir alejándose de él. El análisis como tal, y como elemento abstracto, debe servirme para aplicar las conclusiones a mi ser.....teniendo en cuenta este como elemento binario formado por pensamientos y sentimientos. ¿Que sentido tiene evaluar una situación siempre desde el mismo punto de vista? para una mejor percepción sería conveniente moverse y poder tener una mayor perspectiva. Esto mismo es lo que me sucede cuando mi razón busca en sí misma explicación a todo.  Sí pudiera utilizar un simil al respecto, creo que imaginaria a un obrero, que mentalmente quiere construir un edificio....e intenta imaginar como lo hará...colocando ladrillo tras ladrillo, y buscando respuesta a cada problema que le pueda surgir...Al cabo de los días, después de dedicarle largas horas de esfuerzo y posiblemente de ansiedad e insomnio,cuando tenga que colocar el primer ladrillo, no encontrará sentido a este hecho. Su pensamiento le fue alejando del motivo real de su preocupación, olvidado incluso la finalidad de este, y buscando la satisfacción únicamente en intentar evitar la frustración de lo auténtico, lo real, en la pérdida de control. Cuando mi mente intenta, sin éxito, encontrar la complitud, sin tener en cuenta a mi yo más terrenal... no me queda más remedio que recordar la inconsistencia de pensar que podría construir algo sin la materia prima necesaria para ello. Mi entorno, mis emociones, mis relaciones personales, mis momentos más carnales, son a día de hoy fuente de inspiración a mi yo más espiritual. 
03/04/2014 | 00:54

Por Israel Velázquez
En México es complicado hallar El Ritmo Perdido en librerias bajo el sello Península, sin embargo, con agrado puedo compartir que ya puede adquirir la primera edición "mexicana" en editorial Planeta. Se trata de una versión discreta en la portada, si se compara estéticamente con la edición de Península que presenta la silueta de una guitarra; superado el punto, ¡a disfrutar de la lectura! A la espera de tu vuelta, Santiago. Saludos desde el Distrito Federal.
03/03/2014 | 04:01

Por Manucasoul
Me lo regalaron mis hijos por mi cumpleaños. Soy un "poquito" mayor que tú, Santiago, y me ha gustado mucho esa indagación exhaustiva de la introducción en España de los ritmos negros, que aunque muuuuuy antigua, para mi, su momento de mayor repercusión, sobre todo en el rock, claro, fue por medio de los soldados americanos instalados en las bases de entonces, sobre todo en la de Torrejón de Ardoz-Madrid. Felicidades por tan estupendo libro y ¡ Aupa Juan Perro y La Zarabanda !
22/11/2013 | 15:29

Por PATRICIA
Querido Santiago, Gracias por este gran viaje. Me asombra el empeño y las ganas que has puesto en este trabajo. La labor de investigación ha debido ser agotadora, pero desde luego mereció la pena. Fusionar técnica, historia, autores, sensibilidad y esa nota de humor no es tarea fácil. Definitivamente gracias. Erratas? eso es lo de menos. Felicidades. PD: Quisiera saber si "En la frontera" está ya disponible en tiendas. Si me podeis dar esta información estaré muy agradecida. Hasta pronto.
19/09/2013 | 23:22

Por Rafa Vega
Me ha parecido mucho esfuerzo y mucho retorcimiento para demostrar algo tan secundario (por no decir indemostrable) como la influencia de la música negra en España. Mucho más sencillo y natural hubiera sido lo contrario.. ¿Nadie se pregunta por qué la formación primigenia de Jazz es una CHARANGA? Yo he oído a bandas de jota tocar marchas lentas en procesiones y es 100% jazz! Por no hablar que las primeras charangas polifónicas se registraron en Cuba o de lo que Jelly Roll Morton (autodenominado "inventor del jazz") denominó el "Spanish Tingle".. Aún hoy en la música de Nueva Orleans la muy española progresión Imin-IVmin-V7 es de lo más habitual..
29/08/2013 | 09:42

Por Lucho
Hablando de erratas, pero ajenas al libro y correspondientes a una de las secciones de la web: "Raíces al viento" no es un disco de 1996, sino del 95.
29/07/2013 | 10:42

Por Gregorio
Disculpe mi atrevimiento por lo que voy a enviarle, no nos conocemos pero llevas muchos años en mi vida y me has brindado momentos fabulosos con Radio Futura y como Juan Perro, infinitas gracias, Hoy me he liado un poco y no se porque pero estoy escribiendote aqui. Tengo cuarenta y cinco años soy de Celanova tierra de poesia, de hay son Celso Emilio Ferreiro y Curros Enriquez, me gustan mucho tus letras, (si las has escrito tu), porque me gusta escribir y en mi humilde entender tienes ese puntillo magico. Seria un honor para mi que leyeras mi desbarre y me dijeras que es una puta mierda o que lo entretuvo su lectura o que le molo y me pide mas, tengo miles, menudo subidon para mi debil autoestima. Te lo envio con cariño, como un regalo pues he recibido mucho de ti y tu de mi nada. Un abrazo y un beso asexual. SER Y ESTAR Los pájaros cagaban manzanas rojas Los hombres vomitaban lombrices Las mujeres parían lápices de colores Nosotros tumbados sobre la arena La última pastilla era un poco descolorida Volaremos bajo los océanos Para llegar hasta la barra de aquel bar No sabes conducir como quieres pilotar Cuando caminas se te ven las bragas El bulto del viejo no era por casualidad Sesos desparramados sobre la acera El camión de la basura llego tarde once años Los políticos se apilaron en las papeleras Menudo olor a colonias caras se acumulo Maruja dijo que no pasaba nada Que el cuñado del primo de la quinta mujer muriera Entonces la luna cambio de color Y bajo la luz naranja de la luna comió un limón Apedrearon el presidente de la diputación Después los perros los perseguían Batieron el record de los cien metros y doscientos Saltaron la valla y se sumergieron en la piscina municipal Salieron con el cuerpo lleno de setas y champiñones Aquel era un día distinto y una noche más Una joven bella se acerco por el infinito Arrinconados en la cama gemían y reían Después gustaban de una paella comer Nunca había derrapado en aquel campo La guardia civil intento cobrarle por pasar Para unas copas luego ir a tomar Cruzo volátil e invisible por su lado Les robo las botellas de aguardiente que escondían No encontró la cama de su amada Volvió al bar y una cucaracha le canto las mañanitas Recogieron las colillas para poder fumar Solo encontraron colillas babadas y asquerosas Decidieron fumar la vida o morir Al final estaban muertos pero vivían Así que pidieron una copa más No encontraron el vaso y querían jarra De pronto una luz les arrebato el pelo Solo un pelo en el culo le quedo a cada uno Lo depilaron unos años después Ahora sentados en su casa gritaban gritos Hablaban holandés y portugués Aunque siempre se comunicaban en esperanto Esa tarde la pastilla verde o quizás la azul los trastorno Arranco una verruga de su pene Sangró y en un día lleno de ellas se le quedo Menudo apuro paso cuando a su chica se lo enseño Con una goma de borrar lo limpio Y así un buen revolcón disfruto ¿Siempre escupes después de comer? Prefiero hacer la digestión No podía comprender ese maldito mundo Cuando se engancho la chaqueta de punto en un punzón Desgarrado corría por tres calles Cinco coches lo perseguían y pitaban ¿seria policía? El aterrizaje no fue forzoso sino suave como un moco De pronto despertó y supo que ese día si soñó Llevaba demasiados días sin soñar un sueño Penetro en un mar verde de septiembre Se fumo algo más de la mitad Recorrió las ruinas de su vida Comenzó a construir un edificio al lado Sin vistas aunque muy bien armado Derrotaban los días a las noches y las brisas las tinieblas El gato colocado de Nebeda reía alucinando Regresaron de donde nunca habían ido Llegando a donde nunca habían estado Al girarse tenía un imperdible clavado en el ojo derecho Una lágrima de sangre recorría su cara Propino un alarido inaudible y se desplomo Unas ratas devoraron su ojo mientras dormía Después presumía de ojo azul de cristal Aunque solo un pájaro le dijo que le gustaba Nunca pudo escribir al revés desde ese día Vivía en una montaña de un sitio muy raro Al salir del cajón de la mesilla se cayo de bruces Pero quería volver a pensar que pensaba Entonces el tiempo doblo la esquina y lo atrapo Bajo la cama intentaba que se parara No le apetecía fugarse con ella a otra dimensión Se olvido la botas y no pudo caminar sin dolor La camisa le apretaba en el ombligo Al final llevaba clavado un puñal Quito la ropa y se desangro a solas y riendo Relleno sus venas con ron y bailo toda la noche Mientras amanecía los lobos lo rodeaban Entonces se convirtió en uno de ellos Atacó y mató al jefe de la manada Ahora tenía significado su vida Gobernaría la manada y las tierras de la misma Procrearía una y otra vez lobeznos Y jugaría a las cartas los días festivos
23/07/2013 | 09:22

Por Juanma
Muchas gracias Santiago, El Ritmo Perdido ha sido un mágífico regalo de estas navidades... Espero verte pronto por Barcelona. Un abrazo
23/01/2013 | 16:01

Por Loli
Acabo de recibir El ritmo perdido y La imagen sonora. Con muchas ganas de leerlos. Gracias por tu buen hacer sobre los escenarios y sobre el papel.
15/01/2013 | 19:03

Por Álvaro Rivas
En el Twitter de La Huella Sonora me han dicho que me dirigiera aquí. Veo que S.A. es cuidadoso y riguroso con su texto. Aplaudo el esfuerzo. Estoy entregado cada noche a la lectura de esta pequeña joya cultural. Y me ha hecho revivir algo que yo casi creía que era una alucinación: la primera vez que vi a los Auserón en Madrid, en el barrio de La Concepción, cerca de mi colegio, en plena calle, con unas pintas flipantes. Desde entonces, muchos conciertos, discos... Mi admiración y respeto siempre han ido en aumento. Y ahora, este libro en el que cuenta Santiago -entre miles de cosas- que vivieron allí, en mi barrio. No fue una alucinación. Para aquel adolescente rabioso y con ganas de romper con todo, fue una revelación.
09/01/2013 | 21:07

Por Santiago Auserón
Vaya, acabo de descubrir otras dos en la p. 248.
24/12/2012 | 13:16

Por Santiago Auserón
Bravo, Jesús. Dos de una tacada. ¡Y has llegado hasta el final del libro! Mil gracias. Un abrazo.
24/12/2012 | 09:33

Por Jesús
Igualmente, en la misma página 424, una línea antes, donde dice "la cuerdas", debe decir "las cuerdas". ¡Saludos!
22/12/2012 | 13:36

Por Jesús
Estimado Santiago: P. 424, línea 12, donde dice "la cuerdas" debe decir "las cuerdas". Ya lo estoy terminando. Un viaje hermoso, interesante e instructivo. Felicidades.
22/12/2012 | 13:32

Por luis
la perspectiva de "un africano en la gran via"
02/12/2012 | 03:36

Por Santiago Auserón
Gracias a todos. Especialmente a Maribel, que ha detectado otra errata. Me da seguridad el saber que algunos me vais a ayudar a mejorar el libro. Ánimo con la lectura. Cuando un pasaje técnico, imprescindible para asentar argumentos, os parezca pesado u oscuro, saltadlo y seguid por donde os apetezca. Abrazos.
25/11/2012 | 11:27

Por Jaci
¡Hola! ¿Habrá pronto edición digital para Kindle? Por comodidad (siempre llevo el Kindle cuando viajo, es más manejable que llevar varios libros) estoy esperando un poco para comprarlo a ver si sale edición digital. En caso contrario, me lo compraré en físico, porque tiene pinta de libro imprescindible. Pero sería bueno saber si existirá edición digital en Kindle, seguro que somos bastantes los que estamos esperando a ver si existe esa versión. ¡Saludos! :)
23/11/2012 | 16:15

Por Maribel
Querido Santiago, que sepas que tu libro ha sido un preciado regalo de cumpleaños, dejé caer el deseo y el deseo llegó a mí empaquetado y con un lazo brillante, pero, ¡ay!, más brillan tus palabras. Estoy disfrutando mucho con él, e imagino tu voz al leerlo. Esa voz grave que me entusiasma y más aún desde que la oí más pausada, más íntima, más cercana, en uno de tus conciertos de esta última gira. ¡Qué lujazo! (...suspiro...). Y bueno, como nos has dejado intervenir en la "fe de erratas" (eres un auténtico señor), te iré añadiendo alguna (espero que no muchas más): – P. 22, línea 7, donde dice "juega itinerante" debe decir "juerga itinerante" Gracias :)
22/11/2012 | 19:29

Por Mcallan
Hey Santiago, recuerda el "compromiso" de incluir aquí una semiguía sonora detallada para tus lectores con pocos conocimientos musicales :))) Y un lujazo la presentación de Cálamo el pasado jueves 15. Y una pequeña sugerencia de lector compulsivo a través de las pantallitas: se echa de menos, de muy menos las noticias sindicadas de este site (lector RSS) Un abrazo PERRUNO ;) @mcallan
18/11/2012 | 21:08

Por ELVIRA
He comenzado a leer el libro y me está gustando tanto que he pasado por alto las erratas. Aprovecho para felicitarte -disculpa el tuteo, inevitable tras leer los primeros capítulos- "El ritmo perdido" no solo es interesante, y está salpicado de pinceladas sobre filosofía y literatura, sino que la técnica con la que escribes es magnífica, algo que echo de menos en los libros actuales. Es un libro estimulante en muchos sentidos y muy, muy recomendable... yo ya lo he empezado a regalar. PD: qué lástima la lluvia en el concierto de fin de fiestas del Pilar. Vuelve por aquí, nos enorgullece tenerte por paisano.
14/11/2012 | 21:08

Por randall
donde dice digo, digo Diego (P.7, linea 3).- Nada, que pasado mañana voy a intentar hacerme con el libro aquí en Lugo.- El 23 tengo entendido que nos haces una visita por aquí.- Saludos y buena suerte, si es que andas por ahí.-
14/11/2012 | 03:12

Por encarna
Gracias por el libro .La huella sonora de mi huella sonora.
13/11/2012 | 20:01

Por iñaki
" todo escribano tiene un borron.." y cuenta nueva , ademas no sé si conoces hay un pájaro , será cantor , lo he visto en lienzo, que es un " escribano soteño" creo recordar, haber visto cuando trasteaba con los atlas forales navarros de fauna y flora, mas fauna , que otra cosa, las erratas no se pueden introducir en el reino animal y sí un pequeño cuadernillo de notas ( musicales) para una impronta de caldo de cultivo del mañana, que no pasa nada Santiago , te perdonamos todo,hasta una pua.
12/11/2012 | 14:49

Por Álvaro
Siempre es de agradecer ser pulcro hasta el último detalle y por si misma esta aclaración de erratas ya es una invitación a la lectura (junto al artículo de ayer de El País) porque gusta leer a quien escribe sobre un tema porque considera que sabe algo o puede aportar, sobre todo ante un panorama patrio lleno de grillos que cantan a la luna. Felicidades Santiago.
12/11/2012 | 13:04

Por marta alcoy
Gracias a ti por este regalo. Ahora mismo voy a releer el cuarto capítulo "el gato encerrado". Una primera lectura me ha entusiasmado y divertido muchísimo, una segunda seguro me aportará conocimiento. Casi toda la jauría coincide en afirmar que este libro nos cuenta mucho más que el influjo negro en la canción española. Es algo que agradezco particularmente, es un modo muy amable de invitarnos a los legos a meter las narices en el salón de tu casa. Vamos a ver si somos capaces de seguir el rastro y dar con la pieza!
12/11/2012 | 12:38

Por Gerard
He venido a hablar de mi libro!!! "Francisco Umbral"
07/11/2012 | 00:00